Koh Yao Noi, una isla poco turística en Tailandia

Qué Tailandia es un destino de moda es innegable y todo el mundo quiere visitarlo, en especial sus maravillosas islas (como para no querer visitarlas). Esto hace que las islas en Tailandia estén cada vez más masificadas y por lo tanto menos tranquilas. Pero aún queda un remanso de tranquilidad en algunas islas que no están explotadas.

img_20180817_093351533213301.jpg

Uno de estos remansos de tranquilidad es la isla de Koh Yao Noi. Si buscas relajarte en playas paradisíacas esta es tu isla. Es una isla muy tranquila y relajada, es más bien pequeñita lo que hace que moverse por ella sea bastante sencillo. Lo más alucinante es la mezcla entre el verde del entorno y las playas del mar de Andamán.

¿Qué hacer en Koh Yao Noi?

Koh Yao Noi es una isla bastante tranquila pero eso no significa que no tenga cosas que hacer. Al igual que desde el resto de islas de Tailandia, puedes hacer excursiones en barco a diferentes islas, montar en kayak, snorkel y diferentes trekkings.

¿Cómo llegar a Koh Yao Noi desde Krabi?

Desde el aeropuerto de Krabi tendrás que coger un taxi hasta el muelle de Thalane (te costará alrededor de 900 baths), y de ahí un barco hasta el muelle del este de la isla de Koh Yao Noi. Hay dos tipos de barco, long tail boat (tarda unos 50 minutos y cuesta 150 baths por persona) y speed boat (tarda unos 30 minutos y cuesta 200 baths por persona). Desde las 9 hasta las 17 hay un barco más o menos cada hora. Pero lo mejor es preguntar en el propio muelle (por cualquier cambio de horario que haya podido surgir).

¿Dónde alojarse en Koh Yao Noi?

A pesar de no ser especialmente turística, Koh Yao Noi tiene gran variedad de tipos de alojamiento, desde sitios más mochileros hasta lujosas villas.

El hotel donde nosotras nos alojamos fue Koyao Bay Pavilions y lo recomendaríamos sin dudar. Es un hotel tranquilo, con diferentes tipos de villas y casas (algunos con piscina privada otros compartida entre varias casitas). El hotel da directo a una playa donde estarás prácticamente solo. No llega a ser una playa privada como tal, pero para acceder a ella, la vía más normal es el hotel, así que estábamos solo los huéspedes del hotel.

El hotel te ofrece diferentes excursiones (kayak, excursiones a otras islas…) Y te facilita muchísima información de la isla (horarios de los barcos, posibles trekkings…). ¡Nos trataron como reinas! Y no nos pudo gustar más su ubicación, la villa en la que estábamos y el trato que nos dieron (prometo que no me patrocinan, realmente nos encantó el hotel).

Pros y contras

La principal ventaja de esta isla es lo poco masificada que está. Tendrás las playas para ti solo y encontrarás pocos turistas ¡una gozada tratándose de una isla en Tailandia! Y puedes hacer exactamente las mismas excursiones que desde cualquier otra isla del mar de Andamán.

Nosotras estuvimos solo dos días, y no le encontramos pega alguna a la estancia en esta isla. La única posible pega, es que al ser menos turística, si buscas ambiente de fiesta, es prácticamente imposible encontrarlo. El ambiente es mucho más familiar, si buscas relax o vas con niños, es una isla perfecta.

img_20180817_150133_550366959683.jpg

Anuncios