10 días en la Riviera Maya y en la península del Yucatán por libre. Itinerario y presupuesto

México, a pesar de algún pequeño altercado, ha sido uno de los mejores viajes que he hecho, y hacerlo por libre fue todo un acierto. Estuvimos (o más bien íbamos a estar) 9 días recorriendo la península del Yucatán por libre. Al final, después de que nos forzaran el coche y nos robaran (entre otras muchas cosas mi pasaporte), tuve que hacer tres días extras en Cancún (donde sinceramente, dentro de lo malo de la situación, me lo pasé muy bien). Al margen de ese contratiempo, este ha sido nuestro itinerario en la península del Yucatán:

  • Día 1. Llegada por la noche a Cancún
  • Día 2. Autobús a Cancún. Cenote Calavera y Grand Cenote en bicicleta
  • Día 3. Buceo en Casa cenote y ruinas de Cobá
  • Día 4. Sian Ka’an en moto por libre
  • Día 5. Buceo cenote calavera. Ruinas Tulum. Akumal
  • Día 6. Laguna kaan luum. Ida a Mérida
  • Día 7. Chichén Itzá, ek balaam, Valladolid
  • Día 8. Ruta de los conventos. Mayapan y Uxmal
  • Día 9. Río Lagartos y playa el Cancunito
  • Día 10. Vuelo de vuelta Cancún-Madrid

Día 1. Llegada a Cancún

Llegamos a Cancún bastante tarde, sobre las 23.30h de la noche, así que cogimos un taxi (por el que nos cobraron 500 pesos) desde el aeropuerto. También teníamos la opción de coger autobús pero quedaba bastante para el siguiente y preferimos no esperar. Más tarde nos recomendaron una app, similar a Uber (que no estaba disponible en Cancún), llamada Easy Taxi con la que puedes moverte por Cancún y asegurarte de que no te timan. No llegué a probar si funcionaba desde el aeropuerto, pero por lo que pude probar, donde mejor funcionaba era en Cancún ciudad (en la zona hotelera también iba regular). Hicimos noche en Cancún para coger el autobús temprano al día siguiente.

Día 2. Autobús a Tulum. Cenote Calavera y Grand Cenote en bicicleta

Al día siguiente temprano cogimos el autobús Cancún-Tulum, puede cogerse tanto por la web como en la propia estación. Yo aconsejo cogerlo directamente en la estación ya que nosotros lo cogimos por la web y nos salieron los billetes con una fecha errónea y no pudieron cambiárnoslos finalmente. La empresa de autobuses que usamos fue ADO, que salvo por la página web, iba bastante bien.

Una vez en Tulum llegamos a nuestro Airbnb (no lo recomendamos del todo por la ubicación, demasiado apartado del centro de la ciudad). Tulum, al igual que Cancún tiene la zona centro (alejada de la playa) y la zona hotelera, depende de lo que busques te convendrá mejor una zona u otra. Nosotros buscábamos poca playa y mucho explorar alrededores, así que la zona centro era perfecta para nosotros. Lo mejor de nuestro Airbnb (aunque estuviera alejado del centro) era que tenía bicis que podíamos usar libremente incluidas.

Así que aprovechamos esas bicis y nos dedicamos a visitar los cenotes cercanos, que fueron el Cenote Calavera y el Grand Cenote. Personalmente, el cenote calavera me gustó bastante aunque me faltó algo de vida marina, pero saltar en él fue bastante divertido. El Grand Cenote sin embargo, aunque tenía algo más de vida marina y estéticamente era más interesante estaba demasiado masificado y demasiado preparado para el turismo.

Para terminar el día, fuimos a una de las pocas playas públicas de Tulum, la playa de Santa Fé.

Día 3. Buceo en Casa cenote y ruinas de Cobá

Al día siguiente, tocaba bucear, para lo que fuimos a un Cenote, Casa Cenote. La empresa con la que buceamos fue Infinity2diving, y nuestra experiencia con ellos fue buenísima. Teníamos contratada una inmersión en cenote y otra inmersión en mar, por lástima, los días que estuvimos el mar estaba bastante picado y no fue posible bucear en el mar. Pero nos ofrecieron dos opciones, tanto devolvernos el dinero como que las dos inmersiones fueran en cenote. Así que dos días más tarde, buceamos en nuestro segundo cenote.

Bucear en Casa Cenote fue bastante divertido, la profundidad era mínima y gracias al buceo podías acceder a una zona donde había un pequeño cocodrilo tomando el sol.

Después de bucear por la mañana, alquilamos una moto para los tres días siguientes seguir explorando los alrededores de Tulum, en cuanto alquilamos la moto fuimos a ver las ruinas de Cobá. ¡Una maravilla en medio de la selva! Aconsejo subir la pirámide hasta arriba del todo, las vistas merecen mucho la pena.

Día 4. Sian Ka’an en moto por libre

Al día siguiente, quisimos seguir aprovechando la moto que habíamos alquilado, y fuimos a visitar Sian Ka’an, una reserva de la biosfera, en moto. Las excursiones que vimos a esta reserva se nos iban mucho de presupuesto, así que quisimos ahorrarnos el dinero y visitarlo por libre. ¡Todo un acierto! Conseguimos nuestro objetivo, llegar a Punta Allen, el pueblo que está al final de esta reserva.

Día 5. Buceo cenote calavera. Ruinas Tulum. Akumal

Llegó el segundo día de buceo en Cenote, fuimos al Cenote Calavera, que ya habíamos visitado (sin el equipo de buceo) pero esta vez tocaba bucearlo, una experiencia completamente diferente. En el cenote Calavera hay tanto agua dulce como agua salada, que debido a su diferencia de densidad, no se llegan a mezclar, y donde se unen, a 13 metros de profundidad, se puede ver perfectamente la línea que divide estas dos aguas. ¡Una auténtica pasada!

Después de bucear fuimos a visitar las ruinas de Tulum, donde nos enamoraron los coatíes (había muchísimos en la cola mientras esperábamos para comprar los tickets) y las iguanas. Lo más bonito de estas ruinas es que están cerca del mar y las vistas son preciosas, además, podrás bañarte en la playa de las propias ruinas.

Para terminar el día, nos fuimos a Akumal, la famosa playa donde puedes nadar con tortugas, nos dejó un sabor agridulce, por un lado, ver las tortugas nadar era alucinante, por otro, estaba demasiado masificado y en general daba la sensación de que la gente (incluso los que iban con guía), se acercaban demasiado a las tortugas.

Día 6. Laguna Kaan Luum. Ida a Mérida

En nuestro último día en Tulum, nos decidimos por visitar la Laguna Kaan Luum, que quedaba bastante a mano y así nos permitía volver a tiempo al medio día para coger el autobús a Mérida. Lo más alucinante de esta laguna es que dentro de la propia laguna hay un cenote gigantesco, que puede verse perfectamente desde fuera (se ve cómo hay un círculo en medio de la laguna con el agua mucho más profunda). No podrás bañarte justo encima del cenote por seguridad pero sí que es posible bucearlo.

Una vez visitamos la laguna, pusimos rumbo a nuestra siguiente ciudad-base, Mérida. volvimos a utilizar la compañía de autobuses ADO para desplazarnos. En Mérida nos alojamos en Nómadas Hostel, un hostel muy recomendable, tanto con habitaciones privadas como compartidas. Lo mejor era su jardín y su piscina además de que tenía clases de baile, cocina y yoga incluidas, ¡encima estaba muy bien de precio!

Día 7. Chichén Itzá, ek balaam, Valladolid

Ya con Mérida como base, alquilamos un coche (en el hostel teníamos parking incluido) para recorrer los alrededores. Nos decidimos por empezar con el plato fuerte e ir a por una de las maravillas del mundo: Chichén Itzá. Estuvimos un buen rato, exprimiendo la entrada todo lo que pudimos y colmamos el día con otras ruinas mayas, Ek Balaam, que poco tienen que envidiar a las de Chichén Itzá y encima, al ser menos conocidas, había mucha menos gente y podías subirte a sus pirámides. Por último, finiquitamos el día recorriendo las calles de Valladolid antes de volver a nuestra base en Mérida.

Este día demás, tuvimos un pequeño percance con dolor de oídos y acabamos visitando el hospital, por suerte, viajábamos con Iati seguros (que hasta ahora no habíamos tenido que utilizarlo) y fue todo muy fácil. Siempre he contratado Iati por lo bien que hablaban de esta compañía pero ya lo he comprobado en primera persona, no tuvimos que adelantar nada y hasta nos cubrieron las medicinas. Si lo contratas con este enlace, tendrás un 5% de descuento.

Día 8. Ruta de los conventos. Mayapan y Uxmal

Lo bonito de la península del Yucatán, es que no tiene solo resorts, playas bonitas y ruinas mayas. Tiene mucho más, y perderse por sus pueblos es una auténtica pasada. Para perderte con algo de rumbo, yo os recomiendo la ruta de los conventos. Una ruta por ocho pueblos (Acanceh, Tecoh, Telchaquillo, Tekit, Mama, Chumayel, Teabo y Mani), muy cercanos a Mérida que además podrás combinar con una visita a las ruinas de Mayapan y Uxmal.

Día 9. Río Lagartos y playa el Cancunito

Para finiquitar, pusimos rumbo a las coloradas, las famosas lagunas rosas tan instagrameables, por lástima, no llegamos a Las coloradas. Hicimos una parada técnica en una pequeña playa, El Cancunito, donde nos forzaron el coche (llevándose, entre muchas más cosas, mi pasaporte), así que el resto de día fue de viajes a la comisaria, al consulado y volvimos a Cancún (también en autobuses ADO).

img_20190106_1033369213735437750348471.jpg

Día 10. Vuelo de vuelta Cancún-Madrid

Este día nuestro vuelo salía a las 6 de la mañana, pero a mí me tocó quedarme tres días más hasta que pude solucionar el viajar sin pasaporte. No contemplo estos tres días más para la ruta y el calculo de presupuesto, (me tocó quedarme en Cancún y al tener que ir al consulado no pude hacer prácticamente nada durante los días que estuve allí). De todas maneras, si os alojáis en Cancún, os recomiendo Señor Frogs Hostel, este hostel tenía tan buen rollo que se me olvidó durante esos tres días que me habían robado todo mi equipaje.

Presupuesto

México no ha sido tan barato como pensábamos en un inicio, pero también ayudó que no pillamos dónde ir para comer más barato hasta el final del viaje (hay una diferencia abismal de precio entre los pueblos más conocidos y los que no son tan conocidos). En total estos fueron nuestros gastos para dos personas:

  • Vuelos (2p): 1271,81€
  • Hoteles (2p): 301,88€
  • Transporte (autobuses, alquiler, parkings y peajes) (2p): 380,58€
  • Comida y bebida (2p): 160,54€
  • Entradas (2p): 126,64€
  • Buceo (2p): 273€
  • Seguro (2p): 92€
  • Otros (2p): 16,1€

Total 2 personas: 2622,54€ (1311,27€ por persona)