Rimini y San Marino en un fin de semana

Ya os he hablado de San Marino y los preparativos necesarios para visitarlo. Cuando fuimos a visitar San Marino un fin de semana nos decidimos por alojarnos en Rimini.

En un fin de semana te da tiempo perfectamente a ver tanto Rimini como San Marino.

Día 1: Viernes. Bolonia-Rimini

El viernes llegamos a Bolonia bastante temprano, algo antes de las 9 de la mañana, en principio habíamos comprado el vuelo para las 14h pero unos meses antes nos avisaron de que se adelantaba a las 6.30h (menos mal que para viajar no me molesta tanto madrugar). Del aeropuerto de Bolonia al centro puedes coger un aerobus por 5€ en el propio aeropuerto o puedes hacer la versión barata (como hicimos nosotras) y si te alejas un poco de aeropuerto y coges el autobús local desde Birra solo te costará 1,30€. Ojo, si coges el autobús local ten en cuenta que tendrás que comprar el billete en alguna cafetería/bar (normalmente en frente de cada parada siempre hay alguna que los vende) y no en el propio autobús. El autobús nos dejó directamente en la estación de tren, desde donde cogimos el tren a Rimini, los trenes los habíamos cogido con antelación desde a web de Trenitalia. Así que antes de la hora de comer ya estábamos en nuestro hostel de Rimini. Dejamos las maletas y en seguida nos fuimos a recorrer el centro. Para que engañaros, teníamos cero expectativas de Rimini, y la verdad es que nos gustó mucho más de lo que esperábamos. Una vez recorrido el centro, visitamos el Borgo San Giuliano, sin duda, la parte más bonita de Rimini ¡este es un barrio con encanto y lo demás son tonterías!

Día 2: Sábado. San Marino

El sábado fue el gran día del viaje, y visitamos San Marino (la verdadera razón por la que habíamos ido a Rimini). Cogimos el bus a las 9 de la mañana, a medida que el bus ia llegando al destino se iba viendo más y más nieve ¡vimos San Marino completamente nevado! Lo primero que hicimos fue ir a la famosa Piazza della Libertá, de ahí visitamos la basílica de San Marino para finalmente visitar la primera de sus tres torres, la Torre Guaita. Aquí empezó nuestro recorrido por las tres torres, el trayecto más difícil fue de la segunda a la tercera, ya que era un trekking (bastante facilillo) pero el suelo tenía algo de hielo entre la nieve, así que tardamos algo más de lo normal. Al terminar visitamos el Teatro Titano y nos perdimos un rato más por las calles de San Marino (sin duda la mejor opción para descubrir la ciudad). Sobre las 4 de la tarde nos volvimos a Rimini donde nos acercamos a ver la zona de playa (menudo contraste, por a mañana paisaje completamente nevado y por la tarde playa). Para terminar el día, volvimos al Borgo San Giuliano a recorrerlo más en profundidad.

Día 3: Domingo. Rimini-Bolonia

El Domingo teníamos poquito tiempo antes de que saliera nuestro tren hacia Bolonia, así que desayunamos con calma en el hostel, dimos un último paseo por el centro de Rimini y nos volvimos a la estación de tren para poner rumbo a Bolonia y más tarde a Madrid.

Visitar San Marino en Enero permitió que pudiéramos ver San Marino completamente nevado, pero seguro que si lo visitáis en verano podréis disfrutar de las playas de Rimini.

img_20190127_1126055025886479218600412.jpg

Anuncios